La respuesta árabe (y palestina) a la propuesta de Resolución 181 de la ONU.


No es verdad que la parte árabe y por extensión, la parte palestina, hayan respetado y acatado las resoluciones de la ONU por mucho que ahora, de forma sesgada, reclamen, al menos en parte y de forma interesada, el cumplimiento de algunas resoluciones como la 242 y otras.

Tanto la liga Árabe como el Alto Comité Árabe rechazaron vehementemente la Resolución 181 y amenazaron con violencia y guerra (como así fue a posteriore) si la aprobaban

Nuevamente la hemeroteca de La Vanguardia nos muestra la evidencia:

hamas

 

¿Sabías que …


… durante el mandato de la ONU el subdistrito de Beer sheva comprendía más 12.000 kilómetros cuadrados, casi el 50 % del territorio del mandato?

… que de esos 12.000 kilómetros cuadrados, 10.000 no tenían propietario?

… que en esa superficie apenas vivían 50.000 personas, la mayoría nómadas sin ningun vinculo con el término “Palestina”?

… que dicho subdistrito fue asignado mayoritariamente a Israel?

Por todo lo anterior se puede afirmar  que, por una mera cuestion de logica, la mayor parte de las tierras asignadas legítimamente por la ONU a Israel carecían de propietario y estaban deshabitadas.

Aqui se puede ver ampliado, sacado de la poco sionista pagina de Palestineremembered

LA “TOLERANCIA” MUSULMANA EN ESPAÑA BAJO EL ISLAM, PINCELADAS DE SU CODIGO PENAL


Conjunta y separadamente, al shaib al shurta y al sahib al madina correspondian  la organización judicial de la España Omeya y aplicas las penas que la jurisdicción religiosa o administrativa  dictaban contra los delincuentes objeto de condena. Las sanciones iban desde la simple prision acompañada de un castigo corporal como la paliza o los azotes hasta la pena capital

El regimen penitenciario era muy severo y se prestaba  a grandes abusos por parte de los carceleros, que cargaban de hierro a los presos o los ataban a los postes, para sacarles gratificaciones. Desde luego los detenidos habian de recibir su sustento de fuera si no querian morir de hambre.

Para aplicar los castigos corporales el shahib al shurta disponia de sayones, que cumplian su cometido por lo comun en su presencia y ante un publico de curiosos (¿Les suena?), fuera del tribunal de la shurta. Las penas de mutilación previstas  por el derecho canonico parecen haber sido cada vez menos aplicadas en al España Musulmana.

En cambio las ejecuciones capitales eran muy numerosas e iban con frecuencia precedidas de la tortura del reo y de su “paseo infamante” por las calles de la ciudad, por lo comun montado de espaldas en un burro o en un camello y presa de las peores sevicias de un populacho implacable.

El procedimiento mas corriente de ejecución era la decapitacion, seguida de la exposición del reo, al que clavaban en una potencia en forma de T (Taslib). A veces se crucificaba al condenado clavandolo cabeza abajo. La estrangulación era menos corriente. Los cadáveres de los condenados quedaban, a menudo por meses, expuestos a los insultos y a las profanaciones de una plebe avida de tales espectáculos, sobre todo cuando se trataba de rebeldes o de cristianos que habian insultado la religión islamica.

Si un musulman nuevo apostataba se le quemaba vivo.

Los cronistas pintan a veces en sus obras algunas de estas escenas y nos permiten imaginar una larga fila de potencias que se levantaban en la calzada del Guadalquivir por debajo y al lado de la muralla del Alcazar, para recordar a los cordobeses, tanto bajo el emirato como bajo el califato, que no se podia burlar la autoridad del soberano

tanto la pena capital como la tortura estaba instalada tambien en los reinos cristianos, sin duda alguna era asÍ.  Era el medievo, no la actual convención de Ginebra; una situacion convulsa y violenta en la  que  unos y otros se comportaban con dureza y crueldad. Cualquiera que discutiera la prímacia del Islam  en tierras musulmanas ya sabia a lo que se arriesgaba, pese a la manida tolerancia islámica de la corrección política.

La invención del pueblo palestino: 1872, cuando no había palestinos en Palestina.


Para pesar de la narrativa propalestina la afirmación de que no había ningún palestino en el siglo XIX, y a principios del s. XX es absolutamente cierta en su totalidad.

Y no por que no hubiera gente viviendo en la Palestina geográfica, por que también es cierto que algunas zonas de esa región estaban habitadas por judíos, turcos, griegos, y árabes, en ningún caso y bajo ningún concepto por palestinos, dado que los árabes allí residentes carecían de esa identidad.

O dicho de otra forma, ningún árabe por aquel entonces se consideraba a si mismo como palestino.

The Leisure Hour, Volumen 22, no deja lugar a dudas sobre estas afirmaciones:

“Ahora, no para detenernos en las peculiaridades que distinguen entre sí a los samaritanos, maronitas y drusos, pasamos a la población rural general de Palestina, llamada siria o árabe, o como ellos mismos, Fellahheen, es decir, “cultivadores del suelo.”

Ellos, propiamente hablando, no forman una nación . No hay entre ellos ni coherencia ni espíritu de patriotismo . Así como los Bedaween salvajes se dividen en tribus distintas y generalmente hostiles, los campesinos (Fellahheen) se dividen en clanes gobernados por sus respectivos jeques. Hablan una lengua común, poseen una religión común; sus hábitos y costumbres son generalmente las mismas en todo el país. Sin embargo, de la unidad nacional no hay absolutamente ninguna.Nunca se combinan para ningún propósito, excepto cuando ocasionalmente algunos clanes se ayudan mutuamente en sus peleas de facciones. Todos están clasificados, es cierto, bajo las dos grandes divisiones de Yemeny y Kais, vestidos de blanco o rojo como la insignia de estos partidos; pero aun así no hay nada entre ellos que se acercan a la cooperación de los patriotas como una nación, dispuestos y dispuestos a unirse de la mano para la madre patria. El gobierno turco entiende bien este hecho importante y lo toma en cuenta prácticamente en su método de gobernar la tierra. Este estado de cosas es en sí mismo suficiente para explicar en gran medida la condición atrasada del pueblo en general. No tienen vida nacional .Todos los distritos viven en sí y por sí mismos, y pagan sus propias guerras con sus vecinos, pero no tienen intereses ni acciones en común con ningún otro. “

en nombre de israel

Resulta bastante evidente, por este y otros muchos indicios que la identidad palestina, no tiene un origen arcano, ancestral y milenario cuyas raices se adentran siglos y siglos en esa tierra, sino que esa “identidad”, ese sentimiento nacional (por llamarlo de alguna forma) se fabricó, se inventó como respuesta al legitimio anhelo del pueblo judio de crear un estado en la tierra  del futuro estado de Israel donde nunca antes existió un estado palestino independiente y, ni tan siquiera, un pueblo palestino como tal.

Fuente: Elder of Ziyon

Por qué es importante la historia


Contra aquellos que pretenden reescribir la historia DAVID HARRIS nos deja un articulo de obligada lectura para El Pais que contextualiza el conflicto árabe israelí desmontando muchas premisas falsas de la narrativa pro palestina como que la violencia palestina surge de la “ocupación”, Israel ha sido agresor en vez de agredido, o la parte palestina cree en la coexistencia, etc, etc.:

“En el 50º aniversario de la Guerra de los Seis Días, hay que recordar que entonces no existía un Estado palestino, que el conflicto no fue provocado por Israel y que la construcción de asentamientos no es el principal obstáculo para la paz”

“Los políticos, los diplomáticos y los periodistas continúan lidiando con las consecuencias de aquella guerra, pero pocas veces tienen en cuenta su contexto, o quizá incluso lo desconocen; sin él, varias cosas fundamentales quizá no tienen sentido. Para empezar, en junio de 1967, no existía ni había existido jamás ningún Estado palestino. Su creación, propuesta por la ONU en 1947, topó con el rechazo del mundo árabe porque significaba el establecimiento simultáneo de un Estado judío.”

El artículo, puede, y debe, leerse completo en este enlace

 

El Reino Unido (lógicamente) no se disculpará por la declaración Balfour.


Faltaría más.

En 1917 el Imperio Británico promulgó la declaración Balfour, por la cual se constituía el Hogar Judío en algunas tierras de Oriente Medio.

Dichas tierras tenían (y tienen en la actualidad, lógicamente) un fuerte vinculo con el pueblo judío.

En esas tierras JAMAS hubo un estado palestino, y lo que es peor, jamas fueron reclamadas o reivindicadas para ello.

Básicamente por que en 1917 todavía no se había inventado el pueblo palestino,

Cien años después, en esas tierras, florece el Hogar Judío de forma indiscutible, legal, y legitima en forma del estado de Israel.

¿Motivos para la disculpa?

Ninguno.

Fuente: Arutz Sheva

Blog de WordPress.com.

Subir ↑