La extraña saga del judío que salvó a 7,000 bebés.


Celebrada durante las sombrías profundidades de la Gran Depresión, la Feria Mundial de Chicago de 1933-34 fue una audaz celebración de potencial humano. El “Siglo del progreso”, como se la denominó, presentaba una exhibición fantasmagórica de ciencia e innovación, con deslumbrante arquitectura moderna y futuristas “hogares del mañana”, “autos de ensueño” y similares. Sigue leyendo “La extraña saga del judío que salvó a 7,000 bebés.”

Anuncios

Hace 75 años, el ghetto de Varsovia fue masacrado por tropas nazis.


“El 9 de enero de 1943, el comandante de las SS Himmler visitó el gueto y ordenó la reanudación de las deportaciones. El día de comienzo de la segunda expulsión masiva de judíos, nueve días después, ocurrió la primera instancia de resistencia armada. Los judíos insurrectos lograron cierto éxito: la expulsión se detuvo después de cuatro días, y las dos organizaciones principales de lucha pasaron a controlar el gueto, construyendo numerosas barricadas y actuando en contra de los judíos colaboracionistas. Durante los tres meses siguientes se prepararon para lo que fue la lucha final. Sigue leyendo “Hace 75 años, el ghetto de Varsovia fue masacrado por tropas nazis.”

“Página 12 solo contó la verdad histórica”


“Página 12 solo contó la verdad histórica y no hacerlo sería una falta de profesionalismo; matando al mensajero no se oculta lo inocultable”, aseguró hoy, domingo, el presidente de la DAIA, Ariel Cohen Sabban [foto], a la Agencia AJN a raíz de la supuesta denuncia de la Liga Polaca contra la Difamación contra el diario argentino y el periodista Federico Pavlosky por una nota sobre la masacre de judíos en Jedwabne, en 1941, durante la Shoá. Sigue leyendo ““Página 12 solo contó la verdad histórica””

“Polonia es más que su gobierno”, por Katarzyna Lubnauer


Katarzyna Lubnauer responde lucidamente a los intentos del gobierno polaco de silenciar la verdad y la memoria histórica en relación a la participación polaca en el Holocausto con su polémica ley recientemente adoptada.:

Mis queridos compatriotas, polacos, debemos comprender que quienes niegan el pasado y no se preocupan por nuestro futuro común nos conducen hacia la autoperdición moral. Durante la Segunda Guerra Mundial muchas naciones sufrieron grandes pérdidas, pero la nación judía sufrió más. Las tribulaciones de cualquier persona, ya sea polaco, judío o ucraniano, no deben olvidarse, y el mal que se le ha hecho no debe borrarse, independientemente de quién lo haya cometido.

(Robo de pertenencias de judíos deportados por parte de civiles polacos en Olkuzs, foto sacada de Somewereneighbors)

El artículo puede leerse íntegramente en The Times of Israel.

Prohibido olvidar: la masacre de Mizocz


Por estas fechas hace 75 años, entre los dias 12 y 14 de octubre, ocurrió la masacre de Mizocz en Ucrania.

El 12 de octubre de 1942, el ghetto de Mizocz con unos 1.700 judíos fue rodeado y cerrado por tropas alemanas y  auxiliares ucranianos  como acto previo para la liquidación del gueto.

Los judíos lucharon sublevandose durante dos días. Alrededor de la mitad de los residentes pudieron huir o esconderse.

El 14 de octubre, los sobrevivientes capturados fueron transportados en camiones a un barranco aislado y fusilados uno por uno. 

Se estima que el numero final de victimas osciló entre 800 y 1200 personas.

Descansen en paz.

Desmontando las patrañas del negacionismo.


ALEMANIA SUBE A LA RED 30 MILLONES DE DOCUMENTOS SOBRE LAS VICTIMAS DEL HOLOCAUSTO.

Para desolacion de aquellos que niegan la incuestionable realidad del holocausto y genocidio del pueblo judio a manos de criminales nazis durante la segunda guerra mundial la misma Alemania ha subido a la red millones de documentación sobre el mismo.

Aunque imagino que siempre habrá algun iluminado que creeró que los alemanes elaboran 30 millones de documentos sobre algo que, segun ellos, no ha ocurrido. Debe ser que en la Alemania de los años cuarenta la gente cuando se aburría se inventaba documentos.: Sigue leyendo “Desmontando las patrañas del negacionismo.”

El chico de la chaqueta a rayas 84679


Jillian Eisman compró por 2 dólares la prenda y la donó al Centro Kupferberg para el Holocausto de Nueva York. Allí han desenterrado la historia de este prisionero del campo de concentración de Dachau 

25elchico.jpg

La chaqueta del prisionero 84679 del campo de concentración de Dachau – KHC

En el interior de un armario expuesto entre otros objetos en una venta en 2015 en Long Island, entre camisas viejas y vestidos de época, Jillian Eismanvio una chaqueta que inmediatamente captó su atención. Aquellas inconfundibles rayas azules y grises desvanecidas sintetizaban el horror de los campos de concentración nazis. «Supe exactamente lo que era, aun antes de ver los números (84679 en el pecho)», señaló esta compradora de ropa de época al periodista Frank Eltman, de Associated Press.

img02-kIE-U201461134235Q0C-250x300@abc.jpg

Benzion Peresecki– KHC

Eisman adquirió la chaqueta por solo 2 dólares y la donó al Centro Kupferberg del Holocausto (KHC) en Nueva York. Un año después, expertos del centro han descubierto la historia de su propietario, un adolescente judío de Lituania llamado Benzion Peresecki, que llevó la chaqueta durante diez meses en el campo de concentración de Dachauy la conservó durante 33 años. El KHC cuenta ahora en una exposición la historia de este superviviente del Holocausto con fotos históricas, mapas, múltiples testimonios y cortometrajes. «Es una historia de supervivencia del Holocausto que demuestra el poder de un solo objeto para conectar las narrativas de justicia, identidad y búsqueda de un hogar», resaltan en el KHC.

Hijo del propietario de una tienda de delicatessen de Radviliškis (Lituania), Peresecki sobrevivió con 15 años al Holocausto, aunque con un coste inmenso. En diez años, su padre murió de una úlcera de estómago, su hermano fue asesinado por los nazis, fue recluido en un gueto y después encarcelado, golpeado y sometido a trabajos forzados en el campo de concentración de Dachau. Benzion se vio obligado a fabricar municiones para los alemanes.

 Cuando acabó la guerra, Benzion pasó cinco años en un campo de desplazados con su madre, Chiena, que sobrevivió al campo de concentración de Stutthof. Emigró a Estados Unidos, donde cambió su nombre por Ben Peres, y luchó por encontrar justicia por el sufrimiento vivido exigiendo reparaciones al gobierno alemán y por crear un nuevo hogar, según destacan los curadores del KHC.

En Nueva York, tanto Ben como su madre vivieron y trabajaron en Brooklyn, el Bronx, y Manhattan. Ambos recibieron tratamiento de varios médicos por las lesiones físicas y psicológicas que arrastraron del Holocausto. En 1968, con el pago de unas reparaciones por parte del gobierno alemán más de 20 años después de la liberación, Ben y su madre Chiena, junto con la esposa de éste Chaya y sus dos hijos Lorrie y Michael pudieron comprarse una casa en Bellmore, Long Island. Allí vivió Ben hasta su muerte, diez años después.

Pese a haber residido en varios lugares y en distintas casas, siempre llevó consigo su chaqueta de Dachau aunque nunca se lo contó a sus familiares. De hecho, nunca les dijo a sus dos hijos que existía. Lorrie se quedó «atónita» cuando se enteró de que la chaqueta había sido encontrada en la casa donde había crecido. «Ni siquiera lo revisé antes de que se vendiera», señaló a la agencia AP.

«Sabíamos que mi padre y abuela habían estado en el Holocausto» y que «tuvo un hermano que fue asesinado, pero él no hablaba mucho de eso», añade Lorrie, que tenía solo 13 años cuando su padre murió de una embolia en 1978.

Fuente:;Unidos por Israel

 

LOS ORGANIZADORES ALEMANES DEL MEMORIAL KRISTALLNACHT INTENTARON PROHIBIR LA BANDERA ISRAELÍ


Mujer-alemana-con-bandera-de-Israel.jpg

BENJAMIN WEINTHAL / A los estudiantes se les permitió llevar pañuelos de keffiyeh palestinos en el evento del Holocausto.

SILVIA SCHNESSEL PARA AGENCIA DE NOTICIAS ENLACE JUDÍO MÉXICO – Los organizadores de la “Caminata del Recuerdo” para conmemorar la persecución de los judíos en la ciudad de Oldenburg, en el norte de Alemania, intentaron el jueves prohibir la bandera israelí de la ceremonia.

“Quise participar en la marcha con mi bandera israelí como signo de solidaridad con Israel – el estado de los sobrevivientes del Holocausto. En cuanto desplegué la bandera, un profesor se me acercó y exigió que volviera a enrollarla”, dijo a The Jerusalem Post el martes Rolf Woltersdorf, miembro de la Sociedad de Amistad entre Israel y Alemania (DIG) en Oldenburg.

El evento del recuerdo del Holocausto es una conmemoración anual de la deportación de los judíos de Oldenburg a los campos de concentración y la destrucción de la sinagoga en 1938. Los alumnos de las escuelas locales contribuyen al contenido del evento.

Woltersdorf dijo que un organizador “quiso quitarme con violencia física” a causa de su bandera israelí. Añadió que algunos de los manifestantes apoyaron su solidaridad con Israel.

Woltersdorf dijo que mientras seguía marchando, un miembro activo del DIG le instó a retirar la bandera.

Cordula Behrens, una educadora de la sociedad, se cubrió con una bandera israelí. Un maestro se enfrentó a Behrens y dijo que la bandera no tiene nada que ver con la memoria de los judíos muertos.

Efraim Zuroff, cazador nazi del Centro Simon Wiesenthal y jefe de su oficina en Jerusalem, dijo el jueves a JPost: “Esto es parte de una nueva tendencia de usar el Holocausto para mancillar y deslegitimar a Israel. Para estas personas, el único judío bueno es un judío muerto. Es algo muy peligroso porque intentan ostensiblemente recordar el Holocausto, pero estas son lecciones distorsionadas del Holocausto. Es el último insulto”.

Manfred Klöpper, ex dirigente de la asociación sindical alemana en la ciudad de Wilhelmshaven y miembro del Partido de Izquierda, se enfrentó a Woltersdorf y Behrens, preguntando por qué en esta conmemoración se muestra el “símbolo nacional” de Israel. Woltersdorf le dijo a Klöpper que el rabino de Oldenburg Alina Treiger está orando ahora mismo por la “nación de Israel”. Klöpper respondió: “Eso no me interesa en absoluto”.

Klöpper dijo el martes al periódico: “Le pregunté por qué se exhibía la bandera”. Cuando se le preguntó si se debía mostrar la bandera israelí, dijo “sí”.

Algunos judíos de Oldenburg, incluyendo la familia de Beer, lograron huir a Israel durante el Holocausto.

“El hecho de que el Estado de Israel salvara a muchos judíos de Oldenburg y europeos de sentencias de muerte alemanas aparentemente no interesaba a los maestros y al ex funcionario sindical”, dijo Woltersdorf.

Los organizadores del evento de conmemoración permitieron que se usara el keffiyeh palestino (bufanda a cuadros blanco y negro). Varios de los estudiantes llevaban el keffiyeh, una bufanda popular entre los alemanes durante décadas.

La escuela pública de Oldenburg IGS Flötenteich está envuelta en un escándalo de antisemitismo porque el profesor de la escuela pública, Christoph Glanz, que participó en la marcha, aboga por un boicot total al estado judío.

Glanz acusó a Israel de “crímenes contra la humanidad” y “limpieza étnica”. También dijo que Israel está involucrado en actividades genocidas y que “el gobierno de Israel es un espectáculo racista”.

El martes, la política de la Unión Demócrata Cristiana (CDU) Karin Bertholdes-Sandrock presentó un cuestionario sobre las actividades anti-Israel de Glanz.

Ella preguntó a la administración del gobernador Stephan Weil qué resultó de la investigación del estado de Glanz.

Bertholdes-Sandrock preguntó además si el gobierno comparte la opinión del Partido Verde, Volker Beck, de que el movimiento de boicot, desinversión y sanciones (BDS) es antisemita. Ella cuestionó qué acciones planea tomar el gobierno estatal en respuesta a las actividades de Glanz.

Las autoridades escolares pusieron en marcha una investigación sobre Glanz por supuesta mala conducta y antisemitismo.

Sus críticos lo acusan de glorificar la violencia palestina en su página de Facebook, menospreciando el Holocausto, y pidiendo la destrucción del estado judío.

Anna Anding, portavoz de la CDU, dijo al JPost que el gobierno estatal responderá el 25 de noviembre a las preguntas de Bertholdes-Sandrock.

Woltersdorf criticó la participación de Glanz en el acto conmemorativo porque hace campaña para “difamar y demonizar a Israel como “estado apartheid”, que quiere abolir, y esto es aparentemente aceptable”.

La Dra. Elvira Grözinger, miembro de la rama alemana de Eruditos para la Paz en Oriente Medio, dijo al JPost: “Mr. Glanz parece estar aficionado a los judíos muertos más que a los vivos cuando se refiere a las víctimas del Holocausto. Lamentablemente, sigue el patrón de aquellos alemanes que prefieren ver a los israelíes como autores, relativizando así las atrocidades alemanas hacia los judíos”. Los correos electrónicos del JPost al” Paseo del Recuerdo” no fueron devueltos.

 

Blog de WordPress.com.

Subir ↑