Israel ayuda al mundo: luchando contra el cáncer.


Novedosa técnica israelí permite congelar tumores.

Crioablación.

De mano de la empresa Icecure Medical se está desarrollando una técnica sorprendente que permite congelar y destruir tumores de forma menos invasiva y con menos efectos secundarios, utilizando sólo anestesia local y en pocos minutos.

Maravilloso

El artículo puede leerse íntegramente en FuenteLatina

Esta es la página de Icecure Medical

Anuncios

Tecnología israelí que ayuda en el mundo entero


Estos tres increíbles ejemplos de tecnología israelí están cambiando la vida a personas de todo el mundo para ayudarlos a romper importantes barreras. Ayudar a parapléjicos a caminar, ayudar a ciegos a leer o a personas con síndromes de enclaustramiento para comunicarse son algunas de las grandes cosas que la tecnología israelí está haciendo por el mundo.

 

Transplantan células de hueso en Israel por primera vez en el mundo


Hasta el día de hoy, alguien que ha perdido huesos debido a accidentes automovilísticos o tumores cancerosos ha tenido que someterse a un procedimiento complicado y doloroso para transferir hueso de otra parte del cuerpo. Pero gracias a una cirugía compleja, la primera de este tipo en el mundo, realizada en el Hospital Emek en Afula, todo esto puede cambiar pronto. “Hoy podemos cultivar cualquier hueso en el laboratorio”, dicen los médicos que hicieron historia.

Cuando Danny, un residente de uno de los kibutzim (granjas colectivas) en el norte, se rompió la pierna en un accidente de coche y los médicos tuvieron que extraer un pedazo del tamaño de cinco centímetros de la espinilla, nunca se imaginó que iba a ser el primero en el mundo en tener una cirugía innovadora, que se celebró por primera vez en Israel, con el fin de hacer algo que parece imposible hoy – hacer que el hueso se complete por sí mismo.

Los médicos tomaron el tejido graso del cuerpo del paciente, lo cultivaron en el laboratorio y lo inyectaron de nuevo en las células en el cuerpo, para que complete el hueso que falta. La nueva tecnología fue desarrollada hace varios años, por la empresa “Bonus Biogroup”.

La persona que realizó la operación es el Prof. Nimrod Rosen, director de ortopedia del Hospital Haemek. “Nuestro paciente llegó con una deficiencia en el hueso de la espinilla, que el cuerpo no puede completar solo”, explica el profesor Rosen.

“Transplantamos las células que fueron extraídas de su cuerpo desde hace dos semanas, y dentro de seis semanas el hueso se completará y la espinilla volverá a ser como antes. Esta operación parece ciencia ficción, y que cambia las reglas del juego en la ortopedia. Hoy tenemos la capacidad de hacer crecer todos los huesos en el laboratorio.”

Fuente: Aurora

Universidades de México, Arizona e Israel firman acuerdos de innovación


Sus objetivos, entre otros, son cooperar en la transferencia de tecnología y desarrollar vínculos con industrias.

La Universidad Ben-Gurion del Negev (BGU), la Universidad de Arizona (UA) y la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) han firmado un acuerdo trilateral de investigación, innovación y emprendimiento.

El acuerdo, que incluye intercambio de conocimientos y colaboración entre el Parque de Tecnologías Avanzadas (ATP) de la BGU, en Beersheva, los Parques Tecnológicos Arizona de la UA, en Tucson, y las iniciativas de alta tecnología de la UNAM, fue firmado durante la visita a la BGU de delegados de las otras dos universidades.

Entre sus objetivos están desarrollar proyectos conjuntos, fomentar la cooperación entre las compañías de transferencia tecnológica de las tres, y establecer vínculos con la industria y entre los parques tecnológicos y sus iniciativas.

“El haber tenido la oportunidad de firmar este acuerdo nos permitirá complementar y fortalecer las capacidades de las tres universidades”, dijo el vicepresidente de innovación y transferencia tecnológica de la UNAM, Juan Manuel Romero. “Esto significa que podremos llevar a cabo investigaciones conjuntas, desarrollar negocios con perspectiva internacional e intercambiar prácticas óptimas. Sin duda, muchos se beneficiarán de esta iniciativa”.

“Esta cooperación es pionera y única en todo el mundo”, dijo el vicepresidente y director general de la BGU, David Bareket, quien estará a cargo de la colaboración entre los parques tecnológicos.

La UNAM, con sede en la Ciudad de México, fue fundada en 1910 y tiene aproximadamente 250.000 estudiantes y 40 facultades. Ha ganado tres premios Nobel. BGU, por su lado, está a la cabeza en la transformación de Beersheva en capital cibernética de Israel. Un tercio de los ingenieros de Israel son egresados de ella.

Fuente: Israel21c

Investigadores israelíes son elegidos para dirigir proyecto de Nanotecnología Médica de la UE


El equipo israelí desarrollará nanopartículas capaces de rastrear los efectos de las terapias celulares para una serie de enfermedades, incluyendo el cáncer y el autismo.

IDO EFRATI

El proyecto nTRACK, que forma parte de Horizonte 2020, el Programa de Investigación e Innovación de la Unión Europea, se lanzará el 16 de octubre.

El grupo de investigación es dirigido por la profesora Rajela Popovtzer de la Universidad Bar-Ilan, quien durante la última década se ha dedicado a desarrollar nanopartículas para uso médico.

La terapia celular consiste en inyectar células madre o células modificadas del sistema inmunológico en pacientes para curar tejidos o tratar enfermedades. Algunos de estos tratamientos ya se han aplicado, pero muchos todavía están en etapas experimentales.

El objetivo del proyecto es desarrollar una nanopartícula de rastreo que estará disponible para pruebas clínicas en seres humanos dentro de cuatro años. La nanopartícula hará un seguimiento de las células inyectadas para ver a dónde se dirigen y qué efectos producen en el cuerpo, lo que permitirá a los investigadores determinar el éxito de la terapia.

“El objetivo es desarrollar un método clínico que nos permita rastrear las células y que se adapte a cualquier tecnología que pueda ser detectada mediante la resonancia magnética (IRM) o la tomografía computarizada (TC)”, explica Popovtzer.

Actualmente existen terapias celulares experimentales para una amplia variedad de enfermedades, incluyendo el cáncer, el autismo y enfermedades oculares, dijo. “El principal problema es que hasta ahora, estas terapias no ayudan a todos los pacientes de la misma manera y su porcentaje de éxito varía. Aún no está claro por qué esto funciona en algunos pacientes y en otros no”.

“La gente espera meses para ver cómo reacciona el cuerpo. En terapias contra el cáncer, el efecto se manifiesta en un mínimo de dos meses; en el caso de terapias con células madre en otras enfermedades, la espera es aún más prolongada”.

Pero un rastreo de nanopartículas podría teóricamente proporcionar resultados más rápidamente, y ayudar a explicar las variaciones de su eficacia.

En los últimos años, Popovtzer ha creado e inyectado millones de nanopartículas en células células T, células cancerígenas y células madre,sin dañar su funcionamiento. También ha logrado rastrear nanopartículas en ratones mediante la resonancia magnética y la tomografía computarizada .

Además de monitorear los efectos de las terapias experimentales existentes, Popovtzer espera que el rastreo de nanopartículas ayude a los investigadores a desarrollar un modelo de cómo una célula inyectada se traslada por el cuerpo y qué hace ahí.

“Eso nos ayudaría a predecir o saber en una etapa muy temprana cuál es el potencial de éxito de la terapia para cada paciente,” señaló. “También podríamos analizar si el tratamiento falla, por qué, y si se puede modificar”.

Fuente: Haaretz / Reproducción autorizada con la mención siguiente: © EnlaceJudíoMéxico

Blog de WordPress.com.

Subir ↑