TRACY WALDER, UNA JOVEN JUDÍA QUE PASÓ DE LAS AULAS UNIVERSITARIAS A LA CAZA DE TERRORISTAS


Enlace Judío México e Israel.- A los 20 años, esta joven judía de familia conservadora trabajó para la CIA, donde desarrolló una distinguida carrera como oficial de lucha contra el terrorismo

NEVILLE TELLER

Como estudiante universitaria en la Universidad del Sur de California en 1998, el objetivo de Tracy Walder era convertirse en maestra de historia de la escuela secundaria. Hoy ha logrado su ambición, aunque su tema especial, y de hecho su salón de clases, son un poco fuera de lo común. Dirige un curso especial sobre Espionaje, y en un estante cerca de su escritorio hay fotografías de ella con importantes políticos estadounidenses y algunas de su nombramiento para la CIA y el FBI. También colgada en la pared hay una bandera estadounidense cuyas rayas contienen los nombres de todas las personas asesinadas en el ataque terrorista contra los Estados Unidos el 11 de septiembre de 2001.

El hecho sorprendente es que durante cinco años después de graduarse, Walder, una joven de unos 20 años, tuvo una distinguida carrera como oficial de lucha contra el terrorismo en la CIA, seguida de un período de inteligencia en el FBI. Participó en la búsqueda de terroristas y logró frustrar una sucesión de ataques químicos planeados en todo el mundo. Hábilmente preguntaba a los combatientes capturados hasta que le daban la información necesaria para capturar otros y frustrar futuros ataques. Informaba a los oficiales superiores de inteligencia de todo el mundo y recopilaba información de ellos en nombre de los Estados Unidos.

Nacida Tracy Schandler en una familia judía conservadora en el condado de Orange, California, Walder era una niña tímida e inhibida. Salió de su caparazón en la universidad, floreciendo en compañía de su hermandad Delta Gamma. Ella misma no comprende muy bien qué provocó una decisión impetuosa en una feria de carreras universitarias en su tercer año. Las principales organizaciones estadounidenses habían establecido puestos, buscando reclutar a los mejores y más brillantes. Ignorando a la multitud de estudiantes que atestaban los puestos de puntocom, se sintió atraída hacia una mesa tranquila con un cartel de cartón que decía: “Agencia Central de Inteligencia”.

Tracy Walder es una persona excepcionalmente dotada. No solo navegó con éxito los estrictos procedimientos de reclutamiento de la CIA, sino que posteriormente realizó y aprobó sus rigurosos cursos de capacitación. Con solo 22 años, se encontró dentro de la CIA en un punto históricamente alto en la batalla contra el extremismo islamista. En 2000, la organización al-Qaeda fue su modelo.

Había conjeturas sobre los planes de al-Qaeda de secuestrar aviones o volar edificios dentro de los Estados Unidos, pero nadie en la CIA tenía información firme. Sin embargo, sus sospechas fueron transmitidas a la Casa Blanca. Walder cree que no fueron tomadas en serio.

Walder estaba en su escritorio el 11 de septiembre de 2001, cuando llegaron las primeras noticias del ataque. La horrible pérdida de vidas y la devastación que siguió la dejaron con una profunda determinación de perseguir a los responsables. En The Unexpected Spy: de la CIA al FBI, Mi vida secreta derribando a algunos de los terroristas más notorios del mundo, Walder cuenta cómo su carrera al servicio de su país, y de hecho el camino que ha tomado posteriormente, ha sido moldeado por los acontecimientos de ese día.

POR EJEMPLO, inmediatamente después del ataque del 11 de septiembre, comenzó la búsqueda de Osama bin Laden y, con la ayuda de las técnicas de rastreo avanzadas que estaba utilizando, en la primera semana de diciembre, los agentes de la CIA en Afganistán pudieron confirmarlo. La presencia de Laden en las cuevas de Tora Bora.

Se ideó un plan para asaltar las cuevas desde el aire, expulsar a Bin Laden y llevarlo prisionero. Era esencial mano de obra adecuada para que el plan tuviera éxito, pero la Casa Blanca no la atendió. Estaba preparando fuerzas para la invasión de Irak. Como resultado, bin Laden y sus seguidores escaparon y vivieron para hostigar al mundo durante otra década.

En cuanto a la invasión de Irak, Walder es mordaz. Para el 2003, estaba muy comprometida con el seguimiento del desarrollo de armamento químico y armas de destrucción masiva (ADM), y hacía tiempo que había identificado a su líder, Abu Musa al-Zarqawi. Dirigía redes terroristas en Europa y África. Walder recibió instrucciones de encontrar conexiones entre Zarqawi y Saddam Hussein para, a su juicio, justificar el ataque proyectado contra Irak. Ella y su equipo buscaron arduamente, pero no encontraron nada.

El 4 de febrero, entregó un documento titulado “Carta terrorista” a la Casa Blanca, con los hechos conocidos. El 5 de febrero, el entonces secretario de Estado Colin Powell se dirigió a la ONU, buscando apoyo para la invasión de Irak. Mientras hablaba, levantó un documento. No era de Walder, y se titulaba “Carta terrorista vinculada a Iraq”.

“La CIA no traicionó a la Casa Blanca“, escribe Walder. “La Casa Blanca traicionó a la CIA“.

Los factores idénticos con los que Walder tuvo que luchar constantemente durante su carrera fueron su género y su edad. Por ejemplo, Walder tardó dos años completos en encontrar un editor para este libro, ya que una y otra vez le dijeron que nadie creería que una chica de unos veinte años había hecho lo que decía. Esta fue precisamente la situación en la que se encontró mientras entrenaba para unirse al FBI. Sus instructores creían que estaba exagerando su papel hasta que, finalmente, hacia el final de su curso, la enviaron a la sede de la CIA en Langley, Virginia, para obtener su archivo completo.

A lo largo de su carrera, se encontró a la única mujer en lo que definitivamente era un mundo dominado por hombres. Este hecho, aliado a la misoginia que encontró una y otra vez, la dejó con la determinación de inspirar a las jóvenes a salir al mundo y ayudar a influir en el futuro. Que ahora ve como su objetivo en la vida, y considera a The Unexpected Spy como un paso importante en esa dirección. En esto, como en tantos otros asuntos, seguramente no está equivocada.

Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudío

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: