Médicos israelíes realizaron histórica cirugía con realidad virtual


Artículo de Abigail Klein Leichman originariamente publicado en Israel21c:

El sistema desarrollado por expilotos de combate ayuda a los neurocirujanos a ensayar procedimientos difíciles y mostrarle al paciente lo que sucederá.

No iba a ser fácil extirpar el tumor cerebral que amenazaba la vida de Ari Ellman, un niño de dos años de San Francisco (EEUU) y los especialistas de varios hospitales de ese país ni siquiera estaban seguros de que valiera la pena operar al pequeño.

Un paciente mira un modelo de realidad virtual de su cerebro. Foto: captura de pantalla

Sin embargo, el tumor de Ari fue extirpado pieza por pieza en una innovadora cirugía endonasal que duró casi 18 horas. Luego de tres nuevas operaciones y seis semanas en la unidad de cuidados intensivos para niños, Ari se convirtió, según su madre, en “un niño hermoso y saludable que ama y vive la vida al máximo”.

Lo que ocurrió no es simplemente una emotiva historia sino que se sentó un precedente histórico. Los neurocirujanos del Hospital de Niños Lucile Packard de la Universidad de Stanford nunca habían hecho este procedimiento en un niño tan pequeño pero se sintieron lo suficientemente seguros como para llevarlo a cabo porque pudieron ensayarlo a la perfección antes, utilizando el sistema “Surgical Theatre” (Teatro Quirúrgico) desarrollado por los ex oficiales de la Fuerza Aérea de Israel Moty Avisar y Alon Geri.

Surgical Theatre surgió en 2010 con la idea de darle a los neurocirujanos la capacidad de prepararse para cirugías específicas de la misma manera que los pilotos de combate se entrenan para misiones concretas.

En la actualidad, la plataforma de visualización de realidad virtual ya está en funciones en 15 hospitales de EEUU como el de la Universidad de Nueva York, el Hospital de Niños UCSF Benioff, el Metodista de Houston, la Universidad George Washington, Mount Sinai, Stanford y el Hospital Nacional de Niños.

“El principal reto fue ‘traducir’ las variables que se presentan en la simulación de un vuelo para que lo comprenda el mundo de la cirugía”, le explicó Avisar a ISRAEL21c en 2012.

“En vuelo, hay que estudiar los efectos del sol y las sombras sobre árboles y montañas. En una cirugía se trata más de cómo la luz se refleja en el tejido y cómo un cirujano comprende las profundidades y distancias. Nos tomó un tiempo entender cómo traducir una simulación para lograr un modelo realista. Pero de acuerdo con los comentarios de los cirujanos, ya estamos allí. Con nuestro simulador sienten que están en el quirófano”, añadió el creador del sistema.

Por su parte, Eli Moshe, vicepresidente la compañía, le explicó  a ISRAEL21c la plataforma es un sistema compuesto de tres partes: la primera parte es un sistema de realidad virtual que convierte los escaneos de imágenes 2D en blanco y negro convencionales (como imágenes de tomografías computarizadas y MRI) en un modelo 3D interactivo para ayudar a los pacientes y sus familias a comprender mejor la condición- y cómo se tratará.

“No se puede entender nada con apenas mirar la tomografía computada: se necesita entrenamiento para hacer eso. En nuestro sistema, los pacientes realmente pueden ver la patología en su cerebro ”, explicó Moshe.

La segunda parte se trata del planificador quirúrgico (SRP), que procesa los archivos de imagen 2D y los convierte en reconstrucciones de realidad virtual específicas del paciente. Esta es una herramienta que ayudar a los neurocirujanos a planificar el procedimiento.

Con el uso de un auricular de realidad virtual, los cirujanos pueden “volar” a través de la reconstrucción digital, estudiar áreas problemáticas desde todos los ángulos y desarrollar un enfoque quirúrgico personalizado. Incluso es posible -como ocurrió con la cirugía del pequeño Ari- imprimir en 3D un modelo para un ensayo tradicional.

La tercera parte de la plataforma es la Plataforma Avanzada de Navegación Quirúrgica (SNAP), que integra el plan quirúrgico de realidad virtual específico del paciente en el sistema de navegación existente en la sala de operaciones.

La imagen detallada hecha posible por la SNAP puede conducir a procedimientos mucho más precisos que, según Moshe, “pueden proteger el cerebro y optimizar los resultados del paciente y los tiempos de recuperación”.

La compañía tiene pruebas clínicas que demuestran que el uso de este sistema provocó un cambio en el plan quirúrgico original en el 25% de los casos en los que se utilizó.

El neurocirujano pediátrico Michael Levy practicó docenas de veces con el software Surgical Theatre antes de operar a un recién nacido en el Hospital de Niños Rady de San Diego (EEUU).

Reef, el niño intervenido, tenía un sangrado en el cerebro debido a un aneurisma ocurrido antes del nacimiento. La madre de Reef dijo que le daba tranquilidad saber que Levy “podía ver todo lo que necesitaba ver” antes de la operación.

El SRP le mostró a Levy que su idea original de abordar el aneurisma podría haber sido fatal. “Para un aneurisma tan grande en un niño tan pequeño, no hay segundas oportunidades. El SRP hace que un caso muy difícil sea mucho más fácil”, reconoció el doctor.

Recientemente, Surgical Theatre comenzó a funcionar en Israel y Europa. La compañía tiene oficinas en Ohio, California y Netanya.

Para más información, clic aquí

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: