Informe: Israel golpea sitios iraníes en Irak y expande ataques contra el envío de misiles.


Enlace Judío México e Israel.- Aviones F-35 de la Fuerza Aérea de Israel están presuntamente detrás de dos ataques contra objetivos vinculados a Irán cerca de Bagdad en 10 días; no hay comentarios de las FDI

MICHAEL BACHNER, TZVI JOFFRE, ANNA AHRONHEIM

Según Al-Sharq Al-Awsat, Israel atacó el domingo una base en Ashraf, Irak, al noreste de Bagdad, contra asesores iraníes y un envío de misiles balísticos desde Irán.

Israel ha expandido sus operaciones contra objetivos iraníes a Irak, donde los aviones de la Fuerza Aérea han atacado dos veces en diez días, dijo un informe el martes por la mañana.

Israel comúnmente realiza ataques en territorio sirio, apuntando a envíos de misiles iraníes destinados al grupo terrorista libanés Hezbolá para usar contra el estado judío, pero no se han reportado ataques en Irak por parte de Israel desde el bombardeo de un reactor nuclear en 1981.

Asharq Al-Awsat, un periódico en idioma árabe publicado en Londres, citó fuentes diplomáticas occidentales diciendo que un avión israelí F-35 estaba detrás de un ataque del 19 de julio contra un depósito de cohetes en una base de la milicia chiíta al norte de Bagdad.

FDI no ha hecho comentarios sobre el informe.

La red de al-Arabiya, con sede en Arabia Saudita, informó en ese momento que miembros del Cuerpo de Guardias Revolucionarios de Irán y Hezbolá habían muerto en el ataque. Dijo que poco antes del ataque la base recibió misiles balísticos iraníes, que habían estado escondidos dentro de camiones.

El ejército iraquí dijo en ese momento que había un combatiente muerto y dos iraníes heridos, diciendo que el ataque fue llevado a cabo por un avión no tripulado. Estados Unidos negó su participación.

Asharq Al-Awsat también dijo que Israel estaba detrás de otro ataque en Irak llevado a cabo el domingo en Camp Ashraf, la antigua sede del exiliado Mujahedin del pueblo de Irán, ubicado a 40 kilómetros al noreste de Bagdad y a 80 kilómetros de la frontera iraní.

Ese ataque tuvo como objetivo asesores iraníes y un envío de misiles balísticos, según el informe citando fuentes.

El informe también mencionó un ataque en Siria la semana pasada atribuido a Israel, en el que nueve murieron, incluidos seis iraníes que luchan por el régimen sirio, alegando que estaba destinado a evitar que Irán se apodere de una colina estratégica en la provincia de Daraa en el sur del país.

Los misiles israelíes atacaron “posiciones militares e instalaciones de inteligencia pertenecientes a Irán y milicias [pro-iraníes]” en las provincias sureñas de Daraa y Quneitra el miércoles temprano, dijo el Observatorio Sirio de Derechos Humanos en ese momento.

Los otros tres muertos en el ataque eran combatientes sirios pro-régimen, agregó.

Ilustrativo: Explosiones vistas cerca de Damasco el 1 de julio de 2019, durante un supuesto ataque aereo israeli. (Captura de pantalla / Twitter)

Israel ha llevado a cabo cientos de ataques aéreos en Siria desde el comienzo del conflicto en 2011, apuntando a las fuerzas iraníes y de Hezbolá en el país, así como a los leales al régimen de Assad, como parte de una política declarada para evitar las transferencias de armas a Hezbolá en Líbano y el afianzamiento de las fuerzas militares iraníes frente a la frontera norte de Israel.

Israel no suele comentar sobre informes específicos de ataques, pero insiste en que tiene el derecho de defenderse atacando las posiciones que ocupan Irán y Hezbolá.

El ministro de Cooperación Regional, Tzaji Hanegbi, se jactó la semana pasada de que Israel es el único país del mundo que ha “matado a iraníes“.

Israel usó sus aviones de combate furtivos F-35i para llevar a cabo ataques contra objetivos iraníes a Irak en el último mes, golpeando dos bases iraquíes utilizadas por las fuerzas y representantes iraníes que almacenan misiles balísticos iraníes, informó el diario saudita Al Sharq Al Awsat, con sede en Londres el martes.

El primer ataque ocurrió el 19 de julio en una base en Amreli, en la provincia iraquí de Saladino. Fuentes iraquíes e iraníes culparon a Israel en ese momento, y Al Sharq Al Awsat informó que “fuentes diplomáticas” confirmaron que esto era cierto, especificando que el ataque fue llevado a cabo por un F-35 israelí.

Al-Arabiya informó que los misiles balísticos de fabricación iraní fueron transportados a la base poco antes del ataque mediante camiones utilizados para transportar alimentos refrigerados. La identidad de la aeronave que realizó el ataque no fue especificada en ese momento, y Estados Unidos negó cualquier participación. Miembros de la Guardia Revolucionaria iraní (IRGC, por sus siglas en inglés) y de Hezbolá murieron en el ataque aéreo, según Al-Arabiya, sin embargo, las fuerzas populares de movilización al-Hashd ash-Sha’abi (PMF), respaldadas por Irán, negaron que ningún iraní hubiera muerto en el ataque, según Fars.

Una fuente del IRGC le dijo al periódico kuwaití Al Jarida que las investigaciones preliminares indican que Israel estaba detrás del ataque. Un avión no tripulado israelí lanzado desde una base estadounidense en Siria atacó la base, que almacenaba misiles de corto y mediano alcance.

IRGC llegó a esta conclusión porque el tipo de misil que golpeó el campo es el mismo utilizado por la Fuerza Aérea de Israel en los ataques contra Siria.

Al Sharq Al Awsat también informó que un segundo ataque de Israel el domingo en una base en Ashraf, Irak, al noreste de Bagdad, dirigido a asesores iraníes que estaban presentes en la base y un envío de misiles balísticos que habían llegado poco antes desde Irán.

La semana pasada, una explosión mató al agente de Hezbolá Mashour Zidan en el sur de Siria y unos días más tarde un cohete golpeó el sitio estratégico de Tel Haraa, no muy lejos de donde fue abatido Zidan.

Se cree que Zidan, un residente druso de la aldea de Hadar, era un alto funcionario de Hezbolá responsable de reclutar voluntarios de las aldeas cercanas a la frontera con Israel como parte del Archivo del Golán de Hezbolá.

El sitio ha sido utilizado por el ejército sirio durante años para observar el movimiento israelí, y desde que el régimen de Assad retomó el área de los rebeldes el verano pasado, ha habido varios ataques en el sitio atribuidos a Israel.

Si bien se suponía que la base, que tiene capacidades de vigilancia electrónica, estaba manejada únicamente por tropas del régimen, se sabe que las milicias pro iraníes, incluida Hezbolá, están estacionadas en ella.

Irán ha comenzado a trasladar sus activos desde áreas golpeadas repetidamente por Israel a lugares más cercanos a la frontera con Irak, específicamente la Base Aérea T4 ubicada entre Homs y Palmira.

En septiembre, Reuters informó que Irán había transferido misiles balísticos a representantes chiítas en Irak en el transcurso de varios meses y que está desarrollando la capacidad de construir más allí. Los misiles que se dijo que fueron transferidos incluyen los tipos Fateh-110, Zolfaqar y Zelzal, que tienen rangos de 200-700 km., lo que les permite amenazar tanto a Arabia Saudita como a Israel.

Israel no ha comentado sobre los recientes ataques.

Fuentes: The Times of Israel y The Jerusalem Post – Reproducción autorizada con la mención: ©EnlaceJudío

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: