La “moderada” Jordania: diputado jordano pide atacar gasoductos israelíes en Jordania


Un diputado jordano pide ataques contra el oleoducto israelí

En un arrebato particularmente venenoso que en muchos países se habría visto incluso como sedicioso, el miembro del Parlamento jordano Tareq Khoury ha pedido a los ciudadanos del Reino Hachemita que participen en un sabotaje criminal contra cualquier canal de gas natural instalado en el país como parte de un nuevo acuerdo entre Jordania e Israel. 

Hablando en una reciente reunión política, Khoury dijo:

“Tengo una propuesta. Quiero ofrecer a todos la oportunidad de firmar una “declaración de honor” en virtud de la cual sacrificarán sus vidas, e incluso las vidas de sus hijos, para explotar cualquier gasoducto que pase por territorio jordano. No permitiremos que este gasoducto [de Israel] pase ni un centímetro a través de Jordania “.

La declaración de Khoury llevó la oposición local generalizada al acuerdo de gas entre Israel y Jordania a un nuevo nivel.

Las conversaciones conducentes al acuerdo sobre el gas natural comenzaron en 2011, aunque el acuerdo solo se firmó cinco años después, en septiembre de 2016, bajo la mediación estadounidense. Desde el principio, ha sido impopular entre muchos legisladores jordanos y una porción considerable del público. Ha habido numerosas manifestaciones en contra del acuerdo, ya que muchos jordanos siguen considerando a Israel como el “enemigo sionista”. Esto a pesar del hecho de que Israel y Jordania han estado oficialmente en paz desde 1994.

Tampoco a la oposición jordana parece importarle que el acuerdo beneficie enormemente a su nación hambrienta de energía. Según el acuerdo, Israel suministrará 45 mil millones de metros cúbicos (BCM) de gas natural a Jordan Electric Corporation durante los próximos 15 años, a un costo total de $ 10 mil millones.

Además de su desdén por Israel, muchos jordanos también se enojaron por el hecho de que el acuerdo estaba escrito en inglés, y que las monedas utilizadas para especificar los pagos estaban en shekels israelíes y dólares estadounidenses solamente. En diciembre de 2014, la mayoría de los parlamentarios jordanos aprobaron un proyecto de resolución que instaba al gobierno a cancelar el acuerdo.

Sin embargo, la monarquía y su gobierno siguen siendo más pragmáticos y no están dispuestos a cancelar el acuerdo, a pesar de la indignación pública. Los responsables son plenamente conscientes de las necesidades energéticas de Jordan y del hecho de que Israel y los estadounidenses les están haciendo una buena oferta. También está el hecho de que anular el acuerdo ahora incurriría en una multa de 1.500 millones de dólares.

Fuente: Israel Today

Imagen de cabecera no correspondiente al artículo original: oleoducto Mosul-Haifa con licencia Creative Commons Genérica de Atribución/Compartir-Igual 3.0 .

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: