Nosotros, el pueblo de Israel, no podemos olvidar


Un amigo de Israel me escribió esta semana que “a veces sentimos que nadie chutz la’aretz – fuera de la tierra – realmente entiende lo que está sucediendo allí, especialmente en su Día de Conmemoración del Holocausto”.

Probablemente no pueda.

A lo largo de nuestra larga historia, los judíos de todo el mundo se despiertan cada mañana con oraciones de esperanza y oraciones de temor. El mundo nunca entenderá lo que significa ser un pueblo rodeado de enemigos, observando, esperando y preguntándose qué depara el futuro. Solo ahora, 75 años después de nuestra catástrofe, hemos comenzado a acercarnos al número de judíos en el mundo que éramos antes de la era del Holocausto.

La mayoría de los países disfrutan de la comunidad con muchos otros grupos de personas. Las personas en América del Norte, los países de América Latina, la Unión Europea o las naciones de habla árabe nunca pueden entender lo que significa estar solo como nación, no pertenecer a ningún club, singular en cultura, costumbres, idioma y fe. Para nosotros, hay una sola nación judía.

¿Cómo vivimos con el antisemitismo en curso que amenaza y sigue matando a nuestra gente mientras el mundo insiste en comparar a mi gente con terroristas y racistas del apartheid? ¿Cómo podemos responder cuando nuestras niñas y niños aún en esa tierna edad cuando pueden quedarse dormidos en una clase sobre una historia que sabemos que los perseguirá por el resto de sus vidas? Cuando tienen 6 o 7 años, comienzan a comprender que el brazo fuerte de Israel tiene un número tatuado que nunca desaparecerá.

Como uno de nuestros más grandes escritores ha dicho, antes de que los niños israelíes aprendan los hechos de la vida, aprenden los hechos de la muerte. Nosotros, el pueblo de Israel, no podemos olvidar. Recordamos con orgullo los sacrificios que nuestra gente hizo solo por ser judíos. Recordar suscita una profunda empatía por nuestro pueblo y enciende una pasión por nuestra herencia judía y nuestra esperanza en la Tierra de Israel.

Nuestros jóvenes de 18 años que diariamente aseguran nuestras fronteras y autobuses pueden parecer a algunos una brutalidad sobre sus hombros jóvenes. Pero para nosotros son nuestros niños orgullosos, que apenas descubren lo que es la vida antes de ser obligados a llevar una ametralladora y tomar las decisiones difíciles que salvarán o perderán nuestras vidas.

Nuestros hijos saben por qué estamos tan preocupados por el antisemitismo y la importancia de Israel como patria para el pueblo judío. Nos aprecian a nosotros, a sus padres y abuelos, que lucharon duro por este país y también quieren servir en nuestro ejército. Juntos estamos tratando de caminar a través de las sombras de nuestro lamento hacia la compasión y Hatikvah , Nuestra Esperanza.

Cuando los expertos de todo el mundo, desde la seguridad de sus equipos de escritorio, se preguntan por qué utilizamos todos los medios a nuestro alcance para defendernos, ¿alguna vez nos cuestionamos? Hacemos. Discutimos, gritamos, dudamos y maravillamos. Pero al final, nos mantenemos juntos porque recordamos cuánto hemos sobrevivido, y porque aunque las familias se pelean, también confiamos y amamos.

Cuando las personas preguntan por qué debemos recordarnos regularmente lo impensable, recordamos que los fundadores de Israel vinieron de tierras de zares, dictadores y tiranos, y aun así lograron crear una patria judía con una sociedad abierta y democrática que se ha convertido en una faro de esperanza para el futuro de nuestro pueblo.

No olvidamos las raíces de Israel. La disposición de nuestros hijos a compartir los recuerdos dolorosos de nuestra gente me da consuelo. Porque hay oscuridad en el alma humana, y nunca debemos olvidar. Pero también recuerde que hemos vivido las horas más oscuras de la historia humana y que nuestra gente no ha sido destruida.

“L’chaim” le decimos, a la vida, al pueblo de Israel, ya nuestro Dios, nuestra esperanza y nuestra fuerza.


Artículo originalmente publicado en  Israel Today

Imagen no correspondiente al artículo: Auschwitz campo de exterminio Licencia: CC0 Public Domain

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: