Gobierno alemán: antiisraelí, pro iraní


Artículo de Stefan Frank originariamente publicado en  Gatestone Institute:

  • Apoyar resoluciones unilaterales contra Israel no es el único acto hostil de Alemania contra el estado judío. La canciller Angela Merkel ha presionado a otros estados de la Unión Europea para que no transfieran sus embajadas a la capital de Israel. Detener el asesinato de israelíes tampoco está en la agenda del gobierno alemán.
  • El año pasado, la Autoridad Palestina (AP) asignó $ 330 millones para pagar a los terroristas, y Alemania pagó $ 100 millones a la Autoridad Palestina. Así que es correcto decir que Alemania paga a la Autoridad Palestina para recompensar el asesinato de judíos.
  • Mientras que la canciller Angela Merkel habla sobre “la responsabilidad histórica especial de Alemania para la seguridad de Israel”, su gobierno canaliza el dinero de los contribuyentes alemanes a asesinos de judíos, y el presidente Steinmeier envía telegramas de felicitación a quienes planean la aniquilación del estado judío.
  • “Ya no debemos decepcionar a Israel en la ONU. Es una locura que estemos constantemente del lado de países como Arabia Saudita, Irán o Yemen en contra de Israel” – Frank Müller-Rosentritt, miembro del comité de relaciones exteriores del parlamento alemán para La oposición del Partido Demócrata Libre (FDP).

A la canciller alemana, Angela Merkel, le gusta pensarse a sí misma como una amiga de Israel. En un discurso que dio en la Knesset en Jerusalén en Mach 2008, dijo :

“Aquí, de todos los lugares, quiero subrayar lo que explícitamente  cada gobierno alemán y cada canciller alemán anterior a mi ha asumido, la especial  responsabilidad histórica de Alemania por la seguridad de Israel. Esta responsabilidad histórica es parte de la razón de ser de mi país. Por mi parte, como canciller alemán, “La seguridad de Israel nunca estará abierta a la negociación. Y ese es el caso, debemos hacer más que pagar el compromiso con este compromiso …”

El ministro de Relaciones Exteriores de Alemania, Heiko Maas, afirmó que Auschwitz (como símbolo del asesinato de seis millones de judíos) lo hizo querer convertirse en político.

Dadas estas intenciones, uno esperaría que la política exterior de Merkel, de Maas y de Alemania en general apoye mucho al estado judío y sea feroz enemiga de los regímenes y organizaciones que buscan su destrucción. La realidad, sin embargo, es lo contrario.

Cuando el presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, visitó Israel en mayo de 2017 (su primera visita al estado judío desde que asumió el cargo cinco meses antes), aprovechó la oportunidad para presentar sus respetos a Yassir Arafat y depositar una ofrenda floral en el mausoleo del architerrorista en Ramallah.

En febrero, el presidente Steinmeier envió un telegrama de felicitación al régimen de los  mullah de Irán en honor al 40 aniversario de la revolución islámica, en nombre de los ciudadanos de Alemania: “Señor Presidente, con motivo del Día Nacional de la República Islámica de Irán, Los felicito, también en nombre de mis compatriotas “.

“No en mi nombre”, dijo Hamed Abdel-Samad, un científico político germano-egipcio y autor de varios libros en los que critica el apaciguamiento del Islam radical por parte de Alemania. Durante años, Abdel-Samad ha estado viviendo bajo protección policial en Alemania después de que publicara un libro, El fascismo islámico, y un clérigo radical egipcio emitiese una fatwa de muerte contra él. Cuando Steinmeier en febrero invitó a Abdel-Samad, entre otras celebridades, a su residencia oficial para participar en un debate titulado “Democracia y religión”, Abdel-Samad hizo que Steinmeier rindiera cuentas:

“Felicitó al régimen iraní en nombre de todos los alemanes, pero no debe hacer eso. Como ciudadano alemán, le digo: ¡no en mi nombre! Envió señales equivocadas tanto al régimen en Irán como a la oposición democrática en el país. país y en el exilio, a las decenas de miles de víctimas de este régimen y sus familias, así como a la población alemana. Al régimen enviaste la señal “Sigue así”, a la oposición “No me importa tu problemas ‘y para el pueblo alemán’ Realmente no nos tomamos en serio nuestros propios valores “.

Abdel-Samad fue acompañado por muchos abogados de derechos humanos, políticos y periodistas. El reverendo Steffen Reiche, un clérigo protestante que, en octubre de 1989, fue uno de los fundadores del Partido Socialdemócrata de Alemania del Este (en ese momento, la dictadura comunista seguía intacta y se consideraba la fundación de un partido que no era del régimen como alta traición) escribió en el periódico Die Welt que estaba “avergonzado” del presidente y pidió que Steinmeier se anulase la invitación para el congreso de la iglesia protestante de este año. En un extraño movimiento, incluso los periodistas del canal de televisión público alemán ARD criticaron la “persuasión peligrosa de los mulás” de Alemania.

Al mismo tiempo, el tabloide Bild, el más vendido de Alemania, reveló que el viceministro de Relaciones Exteriores, Niels Annen, había visitado una fiesta en la embajada iraní en honor a la revolución islámica. El Jerusalem Post informó que el momento de la visita de Annen coincidió con un general de brigada iraní. Los comentarios de Yadollah Javani sobre Israel con respecto a un ataque estadounidense contra Irán: “… si nos atacan, arrasaremos a Tel Aviv y Haifa”, dijo a la agencia de noticias IRNA, controlada por el estado de Irán.

“¿Por qué el gobierno federal envía un representante a un partido revolucionario en la embajada de un régimen terrorista?” preguntó Bild . El gobierno respondió que quería “mantener abiertos los canales de diálogo”, un diálogo con un régimen que ha cometido asesinatos incluso en territorio alemán . [1] Sin embargo, Alemania hace grandes esfuerzos para ayudar a las compañías europeas a evitar la sanción de Estados Unidos contra Irán.

Nasrin Amirsedghi, un conocido cineasta, científico cultural y disidente iraní en el exilio alemán, dijo a Gatestone:

“El comportamiento del gobierno alemán es inescrupuloso y malvado. Las quejas en Irán y el papel de Irán como terrorista en la región e incluso en Europa no se tratan, sino que se ignoran y se embellecen. Estoy asombrado por el silencio en este país, un país que Una vez contribuyó tanto a la iluminación y al humanismo.

“¿Cómo puede Alemania mantener un diálogo con los mullahs, establecer vínculos diplomáticos y comerciales, enviar telegramas de felicitación? Todo el tiempo los mullahs reprimen brutalmente cada protesta civil justificada, mantener a 1,7 millones de presos políticos, homosexuales, mujeres, abogados, etc. en la cárcel”. y realizar ejecuciones públicas diarias. El gobierno alemán blanquea un régimen que tiene la destrucción de Israel en su agenda “.

Amirsedghi emitió una petición al gobierno alemán:

“¡Detengan la política de apaciguamiento! Muestren valor y pongan fin a todas las relaciones económicas y diplomáticas. El pueblo iraní puede derrocar al régimen por sí mismo. El dinero es la única cuerda de salvamento del régimen. Esta fuente debe ser secada”.

Bijan Djir-Sarai, portavoz de asuntos exteriores del opositor Partido Demócrata Libre (FDP), criticó duramente a Steinmeier y a Annen por su complacencia con los ayatolás:

“No puede levantarse por la mañana y decir que está al lado de Israel y por la noche, tomar el té con los iraníes y celebrar fiestas de la revolución; eso es una contradicción y el mensaje que se envía a Teherán es : estaremos de tu lado, no importa lo que hagas “.

Djir-Sarai, nacido en Teherán, pasó su primera infancia bajo el régimen de Jomeini. En 1987, cuando tenía 11 años, sus padres lo enviaron con un tío que vivía en Alemania. En noviembre, durante el debate parlamentario sobre el presupuesto nacional, Djir-Sarai también se enfrentó al ministro de relaciones exteriores Heiko Maas por la postura de Alemania contra Israel en las Naciones Unidas:

“Sr. Ministro, ¿puede explicarme por qué Alemania, la semana pasada, en la Asamblea General de la ONU aprobó las ocho resoluciones que criticaron a Israel de manera unilateral? Sr. Ministro, siempre lo entendí diciendo que la seguridad del estado de Israel es muy importante para usted. Es por eso que no puedo comprender por qué en el escenario internacional Alemania decepciona a Israel de esa manera. Como miembro del parlamento, exijo que proporcione una explicación para esta votación, aquí en esta Cámara, En frente de los diputados “.

Como Maas no respondió, el colega de Djir-Sarai, Frank Müller-Rosentritt , le instó a que respondiera. Maas tomó el micrófono y le explicó:

“En lo que respecta a las resoluciones de Israel, Alemania, y esto no es un desarrollo nuevo, en los últimos años siguió un enfoque que se ha configurado por nuestros intentos de participar en las discusiones sobre los borradores hasta el final. Es por eso que no se han retirado prematuramente de los debates de estas resoluciones y no han dicho que votamos “no”. En cambio, siempre hemos hecho esfuerzos que se coordinaron con la representación israelí, pero no siempre para satisfacción de estos últimos, para garantizar que los borradores que habrían recibido, con o sin nosotros, la mayoría en las Naciones Unidas de todos modos, no fueron redactados de la manera en que podrían haber sido concebidos por algunas personas. Y es por eso que nuestras intervenciones siempre han conducido a borradores en los que gran parte de la acritud había sido atenuada “.

Hillel Neuer, director ejecutivo de UN Watch, un grupo de vigilancia que responsabiliza a la ONU y a sus agencias de cumplir con los principios establecidos en la Carta de la ONU, describió este procedimiento como “el viejo juego de guiño y saludo de Bruselas a Ramallah” :

“La OLP presenta un texto muy inflamatorio en principio, sabiendo que se revisará más adelante para permitir a los europeos pretender que lograron un texto ‘equilibrado’. Luego se espera que Israel celebre que ha sido linchada con una cuerda más liviana”.

Maas incluso sugirió que al apoyar las resoluciones contra Israel, en un supuesto intento de atenuarlas, Alemania había ganado “mucha aprobación por parte de Israel”. Esta afirmación fue contradicha por el embajador de Israel en Alemania, Jeremy Issacharoff. Él twiteó que era “urgentemente necesario” cambiar el comportamiento de voto alemán en la ONU en Israel y que Alemania debería adoptar un “papel de liderazgo activo en el reenfoque del comportamiento de voto común de los socios europeos”.

En 2016, Alemania incluso votó a favor de una resolución de la ONU que destacó a Israel en la asamblea anual de la Organización Mundial de la Salud (OMS) como el único infractor mundial de “salud mental, física y ambiental”, y encargó a una delegación de la OMS que investigue e informe sobre “las condiciones de salud en el territorio palestino ocupado” y en “el Golán sirio ocupado”.

“La creencia de que un solo país y un solo pueblo merecen tal atención de manera permanente; esta creencia está motivada por una cosa: el antisemitismo”, dijo el embajador de Estados Unidos en Alemania, Richard Grenell, en un discurso que pronunció en marzo. 18 en ginebra. El discurso de Grenell fue parte de un mitin organizado por UN Watch. La manifestación, que protestó por el sesgo antiisraelí en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas (CDHNU), atrajo a 1.000 personas y contó con destacados oradores. En particular, Grenell destacó el Tema 7 del programa del consejo , que es “una directiva permanente para debatir el historial de derechos humanos de Israel en cada sesión del consejo”. Ningún otro país está sujeto a tal escrutinio.

“No debemos decepcionar más a Israel en la ONU. Es una locura que estemos constantemente del lado de países como Arabia Saudita, Irán o Yemen contra Israel”, el miembro del FDP en el comité de relaciones exteriores del parlamento alemán, Frank Müller- Rosentritt,  dijo a BILD .

“No puede ser que se aprueben 21 resoluciones contra Israel en un año y solo una contra Siria. Este desajuste muestra que los enemigos de Israel utilizan a la ONU para deslegitimar al estado judío internacionalmente”.

Por esta razón, el comité del FDP en el parlamento nacional preparó una resolución con el título “Reorientación de la votación alemana y europea sobre Israel en la ONU”.

Entre otras cosas, la resolución pedía al gobierno alemán que:

“… claramente se aleja de las iniciativas y alianzas unilaterales, principalmente de motivación política de los Estados Miembros antiisraelíes en los organismos y agencias de las Naciones Unidas (como la Asamblea General de la ONU, el Consejo de Derechos Humanos de la ONU o la UNESCO) y para proteger Israel y los intereses legítimos de Israel contra las denuncias unilaterales. En este contexto, el hasta ahora patrón de votación de Alemania debería cuestionarse y, si es necesario, cambiarse “

La resolución fue sometida a votación parlamentaria el 14 de marzo. El Bundestag la rechazó de manera abrumadora . Es muy revelador cómo votaron los partidos. El FDP (69 “sí”, cero “no”, cero abstenciones) y la parte antipigratoria AfD (81 “sí” ‘, cero “no”, 3 abstenciones) fueron las únicas partes que apoyaron la resolución pro-israelí. El Partido de los Verdes se abstuvo, mientras que tanto la CDU / CSU de Merkel (un “sí”, 224 “no”, una abstención) y los socialdemócratas (cero “sí”, 132 “no”, cero abstenciones) votaron en contra. Entre los democristianos de Merkel, el ex ministro del interior, Hans-Peter Friedrich, fue el único que apoyó la resolución.

“En ninguna parte la diferencia entre la pretensión y la realidad es tan obvia como en la política alemana hacia Israel”, dijo Anton Friese, un diputado de la AfD, en el debate.

“Las expresiones de solidaridad son baratas, pero en vano. Más allá de las palabras baratas, cuando llega el momento, Alemania vota en contra de Israel. En 2018, Alemania aprobó 16 resoluciones antiisraelíes en la Asamblea General de la ONU y se abstuvo en otras cuatro, de Un total de 21 resoluciones contra Israel.

“El panorama no es diferente en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU, del cual son miembros tan ilustres defensores de los derechos humanos como China, Cuba, Pakistán y Arabia Saudita. Incluso allí, la mayoría de las condenas tienen como objetivo a Israel, mientras que las dictaduras son impecables.

“A menudo, el gobierno federal dice que quiere evitar algo peor y, por lo tanto, tiene que participar en tales maquinaciones. Es como unirse a una pandilla callejera para tenerlo bajo control”.

El periódico suizo Neue Zürcher Zeitung comentó sobre la votación del parlamento alemán:

“Desde el punto de vista israelí, el rechazo [de la resolución] debería alimentar dudas sobre las declaraciones de solidaridad de los políticos alemanes”.

Apoyar resoluciones unilaterales contra Israel no es el único acto hostil de Alemania contra el estado judío. Como la investigación del periodista Benjamin Weinthal ha sacado a la luz , la canciller Angela Merkel ha presionado a otros estados de la Unión Europea para que no transfieran sus embajadas a la capital de Israel.

Detener el asesinato de israelíes tampoco está en la agenda del gobierno alemán. Las organizaciones terroristas como el FPLP y el Hezbolá libanés no son ilegales en Alemania. Gracias a las sanciones occidentales , Hezbolá está al borde del colapso económico . En Alemania, sin embargo, solo el “brazo armado” de Hezbollah es ilegal, por lo que todavía es legal que Hezbollah recaude fondos. Una vez más, el gobierno alemán sostiene que esto ayuda a “mantener abiertos los canales para el diálogo”.

Se pone peor. Aunque el gobierno alemán es consciente de que la Autoridad Palestina (AP) gasta una parte significativa de su presupuesto en recompensar a los terroristas: asesinos de judíos encarcelados en Israel y sus familias reciben una pensión de por vida que es mucho más alta que cualquier beneficio social para las viudas y los huérfanos, se niega a recortar los pagos de ayuda a la Autoridad Palestina. Mahmoud Abbas, presidente de la Autoridad Palestina, ha prometidonunca detener los salarios de los terroristas:

“Incluso si tengo que dejar mi puesto, no comprometeré el salario ( rawatib ) de un mártir ( Shahid ) o de un prisionero, ya que soy el presidente de todo el pueblo palestino, incluidos los prisioneros, los mártires, los heridos, los expulsados, y los desarraigados “.

El año pasado, la Autoridad Palestina asignó $ 330 millones para pagar a los terroristas, y Alemania pagó $ 100 millones a la Autoridad Palestina. Así que es justo decir que Alemania paga a la Autoridad Palestina para recompensar el asesinato de judíos. Volker Beck, un parlamentario del Partido de los Verdes, dijo en 2017:

“Las acciones del gobierno alemán en los territorios palestinos no tienen principios. Por un lado, con una tasa de $ 423 por persona per cápita, los territorios palestinos se encuentran entre los principales receptores de ayuda alemana, por otro lado, el gobierno no amenaza con consecuencias debidas a las ‘rentas de los mártires’ “.

Entonces, mientras que la canciller Angela Merkel habla sobre “la responsabilidad histórica especial de Alemania por la seguridad de Israel”, su gobierno canaliza el dinero de los contribuyentes alemanes a asesinos de judíos, el presidente Steinmeier envía telegramas de felicitación a quienes planean la aniquilación del estado judío. El lado positivo es que, más que nunca, ciudadanos alemanes, periodistas y legisladores han criticado esta hipocresía.

Fuente del artículo: Gatestone Institute

Imagen de cabecera, no correspondiente al artículo, de NordNordWest con licencia  Creative Commons Attribution-Share Alike 3.0 Unported

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: