Los niños palestinos : víctimas del apartheid árabe.


Artículo de Khaled Abu Toameh originariamente publicado en Gatestone Institute:

  • Según la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), “persisten las prohibiciones legales sobre el acceso de los refugiados palestinos a 36 profesiones liberales o sindicadas (incluso en medicina, agricultura, pesca y transporte público) … Para trabajar “Se requiere que los refugiados palestinos en el Líbano obtengan un permiso de trabajo anual. Tras un cambio en la ley en 2001, se informa que los refugiados palestinos no pueden adquirir, transferir o heredar bienes inmuebles en el Líbano”.
  • El último fracaso sirve como un recordatorio del apartheid y la discriminación que enfrentan los palestinos en el Líbano. Según varias organizaciones de derechos humanos, los palestinos sufren discriminación sistemática en casi todos los aspectos de la vida cotidiana. El ACNUR también señala que los palestinos en el Líbano no tienen acceso a los servicios públicos de salud del Líbano y dependen principalmente del OOPS para los servicios de salud, así como de organizaciones sin fines de lucro y de la Sociedad de la Media Luna Roja Palestina. A los palestinos también se les niega el acceso a las escuelas públicas libanesas.
  • ¿Dónde están todas las organizaciones internacionales de derechos humanos y los grupos pro palestinos de todo el mundo que fingen preocupación por el sufrimiento de los palestinos? ¿Se quedarán callados ante el abandono de Wahbeh porque murió en un país árabe e Israel no tuvo nada que ver con su muerte?

Mohammed Majdi Wahbeh, un niño palestino de tres años del campamento de refugiados de Nahr al-Bared, en el norte del Líbano, es la última víctima de las leyes discriminatorias y de apartheid dirigidas a los palestinos en un país árabe.

Wahbe fue declarado muerto esta semana después  que los hospitales libaneses se negaron a recibirlo porque sus padres no pudieron cubrir el costo de su tratamiento médico. Según los informes en los medios libaneses, un hospital le pidió a la familia del niño que pagara $ 2,000 por su admisión. El niño había estado en coma durante tres días antes de su muerte, pero ningún hospital accedido a recibir porque su familia no podía permitirse el lujo de cubrir el gasto de su tratamiento.

La muerte del niño palestino en la entrada del hospital ha provocado una ola de enojo entre muchos libaneses y palestinos. Dirigiéndose al ministro de salud libanés, Ghassan Husbani, la periodista libanesa Dima Sadek escribió en Twitter :

“Sr. Ministro, como residentes, le preguntamos: ¿Por qué murió un niño de tres años en la entrada de un hospital y quién emitió la orden para evitar que lo admitieran? ¿Su ministerio no es responsable? ¿Cuándo se diferencia una enfermedad entre un niño palestino y un niño libanés? ¿Cuál es su responsabilidad con respecto a este crimen?

El destacado periodista libanés y presentador de televisión, Neshan Der Haroutiounian, publicó un video en las redes sociales del niño muerto acostado en la cama de un hospital, mientras su abuela lloraba cerca. En el video, la abuela se queja: “A nadie le importan los palestinos”. En un tweet que acompañaba el video, el periodista escribió: “Este niño palestino murió en el Líbano. Tenía tres años”.

Rabia Zayyat, otra periodista libanesa famosa, se lanzó a Twitter para expresar su indignación.

“¡Oh, Dios mío! ¿Cómo puede un niño morir en la entrada de un hospital por un montón de dólares? Si el hospital no tiene piedad, ¿No podría su administración haber llamado a un funcionario para cubrir el costo en lugar del dinero gastado en una ¿Fiesta o banquete? ¿Cómo podemos seguir viviendo en un país que no reconoce los derechos humanos? “

Hussein Banjak, un residente libanés, también expresó indignación y disgusto por la muerte del niño debido a la incapacidad de su familia para pagar el costo de su tratamiento:

“El niño fue asesinado en mi país, sin guerra, por aquellos que no tienen conciencia. Murió por $ 2,000: el costo de los lazos de un líder, el costo del zapato de la esposa del líder, el costo de una botella de colonia para el hijo de un líder, el costo del bolso de un líder, el costo de la medicina para el perro de un líder “.

El Ministerio de Salud libanés dijo en una declaración que el niño palestino había sido ingresado previamente en tres hospitales diferentes, donde se había sometido a una cirugía en la cabeza. Según el ministerio, Wahbeh fue ingresado en el Hospital del Gobierno de Trípoli el 17 de diciembre. La declaración continuó que sus facturas médicas anteriores habían sido cubiertas por el Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina (OOPS). “Murió dentro del hospital”, dijo el ministerio, negando las afirmaciones de que había muerto en la entrada.

La declaración del ministerio le echa la culpa a la puerta de UNRWA por negarse a cubrir el costo de su admisión al último hospital.

La UNRWA, por su parte, ha negado la responsabilidad: los representantes dijeron que había proporcionado cobertura financiera y médica para el niño. Según la agencia, los médicos trataron de transferir a Wahbeh a una unidad de cuidados intensivos pediátricos en otro hospital, pero se les dijo que no había sitio en ninguno de los hospitales del Líbano.

Para protestar por la muerte del niño, los palestinos en el campamento de Nahr al-Bared salieron a las calles, donde quemaron neumáticos y bloquearon las carreteras mientras cantaban consignas que condenaban tanto a la UNRWA como a las autoridades libanesas por no haber salvado la vida del niño.

La tragedia del niño palestino no fue la primera de su tipo en el Líbano. En 2011 , otro niño palestino, Mohammed Nabil Taha, de 11 años, también murió en la entrada de un hospital libanés, después que los médicos se negaran a recibirlo porque su familia no podía pagar el tratamiento médico.

El último fracaso sirve como un recordatorio del apartheid y la discriminación que enfrentan los palestinos en el Líbano. Según varias organizaciones de derechos humanos, los palestinos sufren discriminación sistemática en casi todos los aspectos de la vida cotidiana. Tienen prohibido trabajar en la mayoría de las profesiones, incluidos la medicina y el transporte.

Según la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR):

“… las prohibiciones legales persisten en el acceso de los refugiados palestinos a 36 profesiones liberales o sindicadas (incluso en medicina, agricultura, pesca y transporte público). Además, los refugiados palestinos en el Líbano tienen, al parecer, acceso parcial al Fondo Nacional de Seguridad Social. “Para poder trabajar, se requiere que los refugiados palestinos en el Líbano obtengan un permiso de trabajo anual. Tras un cambio en la ley en 2001, se informa que los refugiados palestinos no pueden adquirir, transferir o heredar bienes inmuebles en el Líbano”.

Como si eso fuera poco, el ACNUR también señala que los palestinos en el Líbano no tienen acceso a los servicios públicos de salud libaneses y dependen principalmente de los servicios de salud del OOPS, así como de organizaciones sin fines de lucro y de la Sociedad de la Media Luna Roja Palestina. A los palestinos también se les niega el acceso a las escuelas públicas libanesas.

Los líderes del Líbano, sin embargo, parecen estar viviendo en la negación y participando en el engaño. En lugar de reconocer que los palestinos sufren discriminación y apartheid en este país árabe, los líderes del Líbano están tratando de señalar a Israel con un dedo acusadorVarios líderes libaneses, incluido el presidente Michel Aoun, continúan acusando a Israel de practicar el “racismo” contra los palestinos.

Estas acusaciones representan el apogeo de la hipocresía por parte de un país árabe que niega a los palestinos los derechos más básicos. Al echarle la culpa a Israel, los líderes del régimen de apartheid en el Líbano están tratando de encubrir el maltrato y la discriminación de los palestinos que viven entre ellos.

Un país que niega tratamiento médico urgente a un niño de tres años no tiene derecho a seguir mintiéndole al mundo que apoya a los palestinos y su causa.

Finalmente, la pregunta que surge cada vez que uno se entera de tales tragedias es: ¿Dónde están todas las organizaciones internacionales de derechos humanos y los grupos pro palestinos de todo el mundo que fingen preocupación por el sufrimiento de los palestinos? ¿Se quedarán callados ante el abandono de Wahbeh porque murió en un país árabe e Israel no tuvo nada que ver con su muerte?

Imagen de cabecera: El Organismo de Obras Públicas y Socorro de las Naciones Unidas para los Refugiados de Palestina (UNRWA) negó ser responsable de la muerte en el Líbano esta semana de un niño palestino de tres años de edad del campamento de refugiados de Nahr al-Bared, después de que los hospitales libaneses se negaran a recibirlo porque Los padres no pudieron cubrir el costo de su tratamiento médico. En la foto: el campamento de refugiados palestinos de Wavel en el Líbano, administrado por UNRWA. (Fuente de la imagen: Operaciones europeas de protección civil y ayuda humanitaria / Flickr)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: