Una oportunidad una vez en la vida


La Cap. Margarita sirve en el Cuerpo Médico de las FDI como enfermera y es la jefa de la sección “Seguridad y Protocolo”. Después de mudarse a Israel con su familia a los 14 años, la Cap. Margarita cumplió su sueño de salvar vidas a través de la medicina.

“Desde que me mudé a Israel con mi familia, tenía claro que quería ejercer la medicina. A los 16 años, cuando empecé a pensar en el ejército, ya sabía que quería hacer algo significativo que me gusta y servir en un puesto que me de la posibilidad de hacer algo por el otro.

Decidí estudiar para ser enfermera y salvar vidas. Complete mis estudios en la Escuela Recanati para enfermeros y enfermeras en la Universidad Ben-Gurión del Néguev y participé de un internado de dos años en el Centro Médico Soroka para infantes, niños y bebés prematuros.

Hoy en dia, soy la jefa de la sección “Seguridad y Protocolo” del Cuerpo Médico. Mis puestos principalmente giran en torno a garantizar que todo funcione como debería y que haya pocos o ningún error. Recibo reportes de eventos y llegó a una conclusión sobre lo que habría que haber hecho y envío mi decisión al Cuerpo Médico. De los oficiales de más alto rango a los soldados más nuevos, me aseguro que todos aprendan de sus errores.

Amo mi trabajo y mientras pueda otorgar y disfrutar, seguiré sirviendo en mi puesto. Es una misión que te enriquece y te da la oportunidad de contribuir y hacer cosas especiales que no te puedes imaginar. Tuve el privilegio de hacer cosas que no hubiese podido hacer en otro lugar. Hasta fui a dos misiones de ayuda humanitaria en el extranjero, que fueron dos de los momentos más significativos de mi vida.

Creo que lo que lo que tienen en común las personas que se interesan en estudiar para ser enfermeros en las FDI es su amor por las personas y su deseo de ayudar a otros. Después de servir en muchos puestos, sigo aprendiendo cosas nuevas y siempre pienso cómo contribuir y hacer lo mejor para la salud de los soldados de las FDI.

Durante mi servicio militar participe en dos misiones de ayuda humanitaria – Nepal y Haití. Ambas fueron tremendas oportunidades para salvar vidas y estoy muy orgullosa de mi participación en ambas. El hecho de haber hecho esto en uniforme, con la bandera israelí y el mundo entero viendo nuestras acciones – sentí orgullo nacional. Mi hermana gemela, que también es enferma en las FDI, comparte este sentimiento y nuestras personalidades son muy similares y no es coincidencia que las dos seguimos el mismo camino. Amas crecimos en el Cuerpo Médico y es divertido que esta experiencia nos conecta a nivel profesional y personal”.

Fuente: IDFblog

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: