El no apartheid israelí: la falacia de las leyes discriminatorias de Israel.


DERRIBANDO MITOS ANTISIONISTAS.

Es una de las mentiras que más réditos ideológicos ha proporcionado a la narrativa y a la propaganda antisionista, cuyo único objetivo es la deslegitimación a toda costa y por cualquier medio del estado de Israel: la falsa afirmacion de que Israel tiene leyes discriminatorios por cuestiones etnicas y/o religiosas.

apartheid2bad

Algunos, en su cinismo, incluso llegan a compararlas con las leyes de Nuremberg nazis.

Este estudio sobre la ONG Adalah desmonta esa falacia:

Adalah versus el Estado de Israel”

“Desde su creación en julio de 2005, el movimiento BDS ha tratado de promover el boicot, la desinversión y las sanciones contra el Estado de Israel con el objetivo de deslegitimar su existencia como Estado judío. Una parte importante de la estrategia del movimiento BDS es la transformación de Israel en una nación paria internacional por medio de su presentación como un estado de apartheid en el que deliberadamente discrimina institucionalmente a sus ciudadanos árabes.

Contra toda lógica, uno de los organismos que contribuyen a esta propaganda es en realidad una  organización israelí, ‘Adalah – el Centro legal para los Derechos de las Minorías árabes en Israel’. Adalah persiste en denunciar que el Estado de Israel promueve una política discriminatoria contra sus ciudadanos árabes.

ru7vug91

Este informe examina en detalle la lista de las leyes publicadas en el sitio web adalah como discriminatorias, y examina la validez de las afirmaciones de la organización con respecto a la existencia de la discriminación contra ciudadanos árabes israelíes. Los resultados del informe revelan que Adalah elige  adoptar una estrategia de distorsionar la realidad con presentaciones deliberadamente sesgadas para difamar a Israel como culpable de hacer cumplir decenas de leyes discriminatorias.

Los resultados de este informe, presentado en detalle en el capítulo sumario, claramente demuestran claramente que por una variedad de razones, las reclamaciones promovidas por Adalah son, en esencia, carentes de fundamento:

1. La inmensa mayoría de las leyes que aparecen en la lista (53 de 57) ni siquiera se relacionan con el origen étnico de los ciudadanos y las que lo hacen, están diseñadas para prevenir y evitar la discriminación. Por ejemplo, la Ordenanza de Derecho y Administración (1948) que define los días oficiales de descanso del país, y la Ley de Uso del calendario hebreo, ambas excluyen explícitamente a instituciones y autoridades de poblaciones no judías para quienes la ley establece definiciones y procedimientos adecuados para sus necesidades específicas.

2. En 21 casos, las alegaciones de Adalah  denuncian discriminación por la posición extremista de la organización que rechaza la naturaleza de Israel, en general, como un Estado-nación , y, en particular, como el estado de la nación del pueblo judío. Por ejemplo, la Ley de Yad BenZvi la consideran una ley discriminatoria debido al objetivo de la institución de promover los ideales sionistas.

3. 18 de las leyes reflejan costumbres en otras democracias occidentales cuyo carácter democrático nadie puede menospreciar. Por ejemplo, de acuerdo con Adalah, la de la  bandera constituye una ley discriminatoria. Ni que decir tiene que  este razonamiento, carente de fundamento significaría que cualquier país, en cuya bandera figurase una cruz o una media luna discriminaría a sus minorías no cristianas o no musulmanes. Una comparación más detallada
entre esas leyes demostró, con frecuencia, que la legislación israelí, en realidad, se caracteriza por un mayor grado de tolerancia para sus minorías nacionales.

4. Por lo menos en 13 casos, existe una gran disparidad entre el contenido explícito de las leyes y la interpretación sesgada (y, a veces deformada) que les da Adalah. En algunos casos la discriminación denunciada es difícil de identificar. Por ejemplo, la Ley de las Alturas de Golan se considera discriminatoria debido a su objetivo  “una base jurídica para la aplicación de la ley israelí en el territorio de los Altos del Golán ganados por Israel”. Parecería que sólo Adalah es capaz de explicar como  una ley destinada a conceder los mismos derechos a todos los residentes de los Altos del Golán es discriminatoria.

5. 8 leyes están destinadas a proteger la seguridad de todos los ciudadanos israelíes, independientemente de la religión, la raza o el género. Se incluyen en estas leyes una serie de modificaciones legislativas a la Ley de procedimiento penal y a la Ordenanza de prisiones destinado a ayudar a las fuerzas de seguridad en la prevención de ataques terroristas. Estas leyes afectan negativamente a sólo aquellos claramente sospechosos de participar en actividades terroristas sin distinguir entre Judios y árabes. En efecto, esta misma afirmación (De Adalah) es lamentablemente discriminatoria porque presume que los ciudadanos árabes de Israel son generalmente hostiles y propensos a las actividades terroristas.

6. 7 de las leyes ni siquiera se relacionan con los ciudadanos árabes de Israel, sino más bien a aquellas personas que no son ciudadanos y por lo tanto el Estado no está obligado a actuar con la igualdad.

El absurdo en el enfoque de Adalah se puede demostrar por el ejemplo de que el Acta del Comercio con el Enemigo (una ley evoluciónada de la legislación del Mandato británico) está incluido en la lista de  leyes discriminatorias ya que “los países declarados como tales (Irán, Siria y el Líbano) son estados árabes y / o musulmanes”. Es de suponer que la ley podría remediarse mediante la adición de otros estados no musulmanes y no árabes como estados enemigos.

7. En el caso de algunas de las leyes mencionadas en la lista, la supuesta discriminación que se trata en realidad afectó a la mayoría judía y no a la minoría árabe. Por ejemplo, la cláusula 7 bis de la Ley Básica: el Knesset, cuyo objetivo es evitar que la candidatura de los partidos políticos que actúan en contra de la existencia del Estado de Israel como un estado judío y democrático, se ha implementado sólo en contra de partidos judíos por motivos de los objetivos antidemocráticos. Del mismo modo, las enmiendas a la absorción de Ley soldados cesantes  acusadas por Adalah como discriminatorias a favor de los ciudadanos judíos, pese a que estos ciudadanos están obligados específicamente para servir tres años de servicio militar con condiciones de compensación y de vida por debajo del mínimo, posponiendo así su universidad la educación y el progreso profesional. Es el ciudadano árabe que goza de la facultad de la exención del servicio militar por completo o, alternativamente, del voluntariado para la administración pública nacional, que no pone en peligro a pero que , sin embargo,  ofrecen las mismas prestaciones concedidas a los soldados dados de alta.

8. En varios casos, Adalah emplea mal las estadísticas  objetivas criminalistas para reclamar la discriminación. De acuerdo con esta lógica, si los miembros del sector árabe de la población son los principales vulneradores de una determinada ley, entonces forzosamente se considera racista. Esto podría aplicarse a las leyes contra el robo de la propiedad, contra delitos sexuales o en contra de saltarse los semaforos en rojo. La solución constructiva y adecuada, a quienes vulneran reiteradamente esas leyes necesarias no es anulación de las mismas, por supuesto, sino más bien, educar y fomentar el cumplimiento de la ley entre todos los sectores de la población, sin distinción ni favoritismo.

Fundamentalmente, un examen en profundidad de la las llamadas leyes  “discriminatorias” enumerados por Adalah demuestra que las leyes que promueve Israel como estado-nación del pueblo judío no discriminan a sus ciudadanos árabes o disminuyen sus derechos civiles. Por el contrario, ayudan en la promoción de Israel como judí estado y como un estado más democrático luchando por el bienestar de todos sus ciudadanos. Cualquier comparación razonable y justa de las leyes de Israel con los de la inmensa mayoría de los otros estados democráticos que constituyen los estados-nación con grupos étnicos mayoritarios llegaría a la conclusión de que Israel es un modelo para la promoción de los derechos democráticos de todos sus ciudadanos.

Pero es que ademas de lo mencionado en los articulos e informe de las fuentes, tan importante como lo que falsamente afirma la ONG Adalah es lo que calla.

Por ejemplo, la ley fundamental del estado de Israel de dignidad y libertad humana que garantiza la igualdad de todas las personas independientemente del origen etnico o creencia religiosa

Fuente: Izs.org.ilJerusalem Post, y JudeanPF

Informe completo (en hebreo) aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: